Norias del laberinto

De sueño a sueño,
por pasillos de ensueños
y ciertas pesadillas.

Naúfrago y a tientas,
dando palos de ciego,
con la boca reseca,
presintiendo el abismos,
vislumbrando el ocaso,
sin lograr despertarme,
con huesos todavía

-apenitas rosado
por la piel y el aliento-

manoteando horizontes inasibles,

persiguiendo esos ecos
que hay tras de las murallas.

(c) Luciano Ortega

Diciembre de 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s