Requiem para mi gato

Con la bala a mi gato FANTOCHE
-un gato con poema propio-
le arrancaron a mi pecho una vida más,
y ahora sólo me quedan seis
o mil, tal vez una,
¡la gran siete!

Pero a pesar de todo,
aún me siguen creciendo por los codos
la osadía y el intento de maullarle a la luna.

Los asesinos recurrentes
seguirán matando gatos,
-el mío y el de otros-
fumigando mariposas,
derribando quimeras,
pinchándonos el globo.

Sin embargo, una nueva canción
habrá de renacernos todavía,
porfiada, irreverente,
apenas sostenida por un hilo,
como la vida nuestra,
como el desamparo,
como el techo de tejas
-pasillo de felinos-

Con la muerte de mi gato
no habrá de derrumbarse el mundo
-ni siquiera el mío-
ni mis proyectos se quebrarán en cuatro

(Es tanto lo que nace
y que muere a cada instante.
Conmigo ha de pasar lo mismo,
con mi muerte digo,
o sea con la vida)

Es bueno , y hasta tranquiliza,
que la jornada no deje huellas,
que sólo el recuerdo
haga lo suyo
hasta el olvido.

Pero quizás, sospecho,
este gato mío y su gesto
ha de quedar intacto
en un rincón de mi costilla,

aunque los espejos del día
no reflejen la memoria del tiempo.

(c) Luciano Ortega

16 de abril de 2001

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s