El renacer del águila

El abismo o morir,
la calle o el cadalso,
detrás de la pared
está lo hondo,
es necesario el salto.

Ha llegado la hora del ahora,

Antes de la aurora
está la noche oscura,
antes de la fosa fatal
está el pasillo
y aún los relojes
requieren de su vuelo.

Aguarda un pico nuevo
debajo de su pico,
renovadas garras
debajo de sus uñas,
y nuevas plumas
para el nuevo anhelo.

El último enemigo,
la vejez,
amenaza acechante,
el cansancio ametralla
con su agobio,
pero el águila insiste,

intenta su fortuna
con su pico oxidado,
con su pluma rugosa,
con sus uñas torcidas
y su ánimo opaco.

Habrá una nueva aurora
con ella o sin su vuelo.

Sin embargo
la carta ha sido echada.

Sin mirar la baraja,
con su riesgo rasante,
el águila golpea
contra el muro del tiempo
hasta espantar la muerte
e inventarse de vuelta,

ante el segundo errante
que ofrece la montaña.

(c) Luciano Ortega
Junio del 2002

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s