Un grito sin bozal

Un grito sin bozal
para encontrar tu nombre,
un grito sin bozal
por las esquinas.

De zaguanes y riesgo es nuestro paso,
de costado capricho, por barreras absurdas,
por veredas lejanas, escalón a escalón.

Un grito sin bozal en tanta noche,
en el trozo de vida que despeina pulmones,
en este espacio chico que nos toca.

Un grito sin bozal
por las calles agudas,
entre suelas gastadas
y zapatos que avanzan,
en la piel que habitamos,
en el cielo recorte,
a pleno pecho de asfalto,
en el fondo del subte y la cornisa,
en el medio del tajo cotidiano,
en la ficha, en la cola,
en el cable ocupado,
en tanto anuncio roto de mentiras,
en la ex profesa gambeta,
en el pedal y el timbre,
en los hoteles huecos.

Ni de gris ni alquitrán,
sólo de grito.

(c) Luciano Ortega

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s