Y detrás de tu rastro

Cargado de fe de erratas y torpezas 
hoy persigo tu sombra, 
me enredo en las espinas y persisto, 
doy vueltas a la noria. 

El tiempo se me escapa entre los dedos, 
los espejos se trisan 
y tu rostro se esfuma. 

Mis máscaras se ajan 
y el pasillo se angosta, 
me crecen las arrugas y las penas. 

Los guardias 
me miran con sospechas y me juzgan, 
escapar al abismo es una senda. 

Las alas se estropearon 
y el sabueso ya muerde mis talones. 

En la fuga y detrás de tu rastro, 
casi logro ser vos pero me pierdo. 

No me importan los cercos y las cercas, 
los fantasmas internos, 
los rumores atroces y lo yermo. 

No tengo donde caerme muerto, 
sin embargo 
me trepo a la cornisa hasta la médula 
y con alas trizadas me arrojo al precipicio 

arañando tu sangre 
poesía. 

(c) Luciano Ortega

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s