Utopías de silbo

Utopías de silbo en cada esquina:

cachuzas, compadronas
-quiñadas en su cresta de bolita-

Utopías mundanas:

con aroma de beso, 
conjurando la guerra, 
desterrando los hambres 
con apenas un pan y un libro apenas; 
apenas con la piel 
–a la intemperie-

Utopías del hoy acá en el hueso.

Utopías de a pie; 
utopías descalzas, 
con todo el desamparo 
aquí en lo trémulo. 

Utopías 
en lo absurdo que trastoca, 

con piedras en la ronda, 
cotidianas, 
con palos en la risa.

Utopías que intentan la utopía: 

arañada en la diaria 
–entre tinieblas- 
y de apenas velita 
en la noche profunda.

(c) Luciano Ortega

Anuncios

2 pensamientos en “Utopías de silbo

  1. La utopía y el silbo comprometen en su esencia. No hay excusas para no silbar, el tímpano y el labio están disponibles, al alcance del latido; el hueso del aire fluye y el hueco del universo se deja penetrar aquí en lo chiquito. La utopía, las utopías son aun, tan o más comprometedoras, porque si las enunciás desde el carozo mismo de su gesto, hay que hacerse cargo aquí y ahora. Si digo, por ejemplo: es posible conjurar la guerra, estoy obligado a iniciar el conjuro hoy, desde mi acto singular. La guerra no habrá de hacerse en mi nombre y eso comienza ahora, estoy siendo ese intento, lo nombro, lo promuevo, me hago cargo o niego mi propósito. El responsable soy yo mismo, su protagonista.
    LUCIANO ORTEGA.

  2. Pingback: “Utopía de silbo” de Luciano Ortega, en su voz | Con apenas lo puesto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s