El arte de lo simple

Para la sed el agua,
para el cansancio el sueño,
para todo lo que gira
solo lo indispensable
-Sin dar más vueltas-

Y al final del camino,
para el rey o el mendigo,
está la muerte.

(c) Luciano Ortega


Anuncios